Ya son cuatro los detenidos por el crimen de la empresaria en Mendoza

Norma Carleti tenía 59 años y era esposa de un conocido dirigente radical

El crimen de la empresaria frutícola mendocina Norma Carleti, de 59 años, que fue brutalmente asesinada de 52 puñaladas, sumó un nuevo detenido. De esta manera, ya son cuatro las personas que quedaron bajo disposición judicial a la espera del avance de la investigación, que tiene bajo la mira también al exmarido de la mujer, Leonardo Hisa, un reconocido dirigente radical y ex legislador provincial.

El último en caer fue Ever Guerrero, de 21 años, hermano de dos de los tres imputados por el caso que conmocionó al Valle de Uco el lunes 5 de marzo cuando delincuentes, que se transportaban en un Fiat 600 blanco, ingresaron a la vivienda de la mujer en Tunuyán y la asesinaron con saña.

El caso está bajo la conducción del fiscal Adrián Frick, quien mantiene la imputación de homicidio agravado por ensañamiento. Durante la tarde de este lunes, efectivos policiales y judiciales confirmaron a los medios locales la novedad de la última detención cuando el joven le acercaba alimentos a uno de sus hermanos en la comisaría local de Cordón del Plata. Los sospechosos son Kevin Guerrero, de 20 años, Alexis Guerrero, de 25 años, y Alexander Jira, de 26. Todos aseguraron ser inocentes, aunque se esperan los resultados de los estudios de ADN, a raíz de rastros de sangre hallados.

En tanto, el exmarido de Carleti ya se ha presentado ante la Justicia y rechazado las acusaciones en su contra sobre un crimen por encargo. Familiares de la mujer aseguran que Hisa mantenía un difícil vínculo con su ex y que fue mandada a matar. En los últimos días, además, se conocieron audios de WhatsApp y diversos testimonios que da cuentas de la compleja relación que mantenían ambos. Allegados a la víctima indicaron que atravesaban un proceso traumático de divorcio y que la mujer estaba por iniciarle acciones legales por violencia económica y psicológica. Asimismo, este lunes se conoció que el exlegislador provincial renunció al directorio de la empresa Carleti.

La madrugada del lunes 5, los vecinos de Norma Carleti, que vivía sola en su casa, alcanzaron a alertar al 911 sobre la presencia de hombres que la amenazaban y a divisar el pequeño vehículo blanco. Minutos después, cuando los efectivos ingresaron a la vivienda se encontraron con un escenario dramático: la víctima ensangrentada tras haber recibido 52 puñaladas. Falleció antes de llegar al hospital regional Antonio Scaravelli.
Comentarios