Carleti: la estrategia del "asesino incapaz"

Los hermanos Guerrero, acusados por el crimen de la empresaria tunuyanina a través de 52 cuchillazos, pergeñan en estas horas una curiosa estrategia: acusar a un tercer hermano disminuido mentalmente.

El crimen de Norma Carleti encierra mil secretos. En apariencia, parece un caso policial más, un hecho delictivo de esos que nutren las agendas estadísticas de la inseguridad.

Sin embargo, hay mucho más detrás: fortunas familiares, divorcios intrincados y política de cabotaje. Todo junto, todo mezclado.

Quizás sea todo ello lo que permita entender el nerviosismo que en estas horas embarga a puntuales referentes de la política, y no solo del radicalismo. El silencio general es sintomático a ese respecto.

Como sea, lo importante es que la investigación avanza, sin prisa pero sin pausa. 

De hecho, en estas horas los especialista avanzan en diversos peritajes que prometen arrojar resultados reveladores. Uno de ellos es el de los teléfonos celulares; el otro, el de las huellas dactilares y hemáticas.


Carleti fue asesinada de 52 puñaladas

En ese contexto, debe recordarse que hasta ahora hay cuatro detenidos por el crimen de Carleti: los hermanos Kevin, Alexis y Ever Guerrero; y Alexander Jira, amigo de ellos.

Ever fue el último en ser detenido, complicado por la aparición de una remera con sangre y por haber sido "mandado al frente” por sus propios hermanos.

Y allí aparecen las suspicacias de la familia Carleti, que especulan que Kevin y Alexander terminarán utilizando a Ever como "chivo expiatiorio” del crimen de la mujer.

Aparece allí un dato no menor: el nuevo detenido ostenta un certificado de discapacidad. Ello podría operar para que sea declarado una suerte de "asesino incapaz". En buen romance, se tratará de argumentar que ha sido el culpable del crimen de Carleti, pero que es inimputable por ello.
 
Dicho sea de paso, este martes se sustanció la audiencia en la cual Ever debió declarar judicialmente. La misma demoró más del doble de lo usual por la dificultad de hacerle entender a este último algunas de las cosas que se le preguntaban. Ello por su condición de "disminuido".

Por ahora, nada relevante surgió de aquel trámite, solo la persistencia del acusado en decir que era inocente.
 
Entretanto, en Tunuyán empieza a circular una versión que intenta desacreditar al fiscal de la causa, Adrián Frick.

Ciertamente, el dato es real, pero hay ciertos sectores que están esperando el momento justo para darlo a conocer, ello a efectos de "empiojar” la investigación.


Como reveló el Post, Carleti estaba por presentar tres denuncias contra Hisa

Tiene que ver con que el hecho de que el funcionario fue bochado cuando debió rendir para fiscal, y luego fue "salvado” por el aparato político del radicalismo.

Así las cosas, oportunismo mediante, cabe recordar lo que dijo alguna vez el religioso y periodista Enrique Lacordaire: "Todo lo que hay de grande en el mundo se ha hecho bajo la consigna del deber; todo lo rastrero se ha realizado en nombre del interés”.
 
 
Mendozapost-
Comentarios