Salud apostará a la meritocracia para mejorar sueldos

La idea a futuro es premiar a los efectores públicos con recursos y que estos sean transferidos a los empleados, según el cumplimiento de 'objetivos sanitarios'.

El gobierno provincial sigue avanzando en sus intenciones de pagar por productividad a los empleados públicos. Además de la propuesta que se estudia para los empleados del Fondo para la Transformación y el Crecimiento, en este caso en el Ministerio de Salud se está analizando la opción de tener "objetivos sanitarios”, de manera de permitirle tanto al efector como a los profesionales de la salud contar con más recursos económicos y obtener así un plus salarial.

Actualmente los médicos cobran un ítem productividad pero no se tiene en cuenta la producción individual del empleado. Es por eso que la intención de este proyecto es que reciban un plus, según el cumplimiento de las metas que se irán otorgando, es decir que se tenga en cuenta la meritrocracia tanto de los efectores como de los empleados para que puedan ser recompensados.

"Ahora hay un ítem productividad que es bastante lineal donde lo que recauda el efector lo distribuye para todos más o menos igual sin tener en cuenta lo que producen”, explicó el jefe de Gabinete del Ministerio de Salud, Rodolfo Montero.

Esto que plantea la cartera sanitaria está dada dentro del marco de la Cobertura Universal de Salud (CUS). "Al tener un sistema de de información sólido, podremos aplicar políticas para pagar por producción”; indicó Montero.

Una vez que la CUS esté funcionando correctamente, el segundo paso a seguir es que los efectores públicos tengan objetivos para cumplir. En el caso de un hospital se les pagará un adicional, por ejemplo según la cantidad de cirugías y en un centro de atención primaria se le pondrá como objetivo sanitario mejorar los indicadores, o ambas.

"El Ministerio financiará objetivos sanitarios y producción en los hospitales y el efector con ese dinero pagará por la producción a las personas”, explicó el funcionario.

Este sistema buscará aliarse con el programa nacional Sumar, que transfiere recursos a los hospitales por producción. Para poder pagar el plus por efector y a los profesionales, la idea es que el monto quede definido en el presupuesto de la provincia, sumando al del programa nacional, aunque de todos modos ese financiamiento no llega al 1% de la pauta de gastos de salud. En cuanto al porcentaje de plus salarial que recibirán los profesionales, aún resta definirlo.

Desde el gremio de los profesionales de la salud, Ampros, el secretario gremial, Daniel Giménez, dijo que todavía no están al tanto de la iniciativa del gobierno. Por un lado se mostró a favor de plantear los objetivos sanitarios y que en determinada zona se pueda bajar la mortalidad infantil, pero en cuanto al pago por productividad advirtió que hay que tener en cuenta la zona.

"No siempre se puede pagar por productividad. Hay que pagar a la gente por estar. Por ejemplo en Jocolí en una zona alejada con una población reducida, y quizás se atiende menos pacientes. Calidad de atención no está directamente relacionada con producción”, sostuvo Giménez.

Cobro a obras sociales

El Ministerio de Salud ha podido engrosar su presupuesto por la gestión de cobro que viene realizando a las obras sociales, lo que le permite contar con un dinero que en gobiernos anteriores no se reclamaba.

Haciendo un repaso de lo que se recaudó del cobro a terceros en 2016 contra el 2015, el cobro mejoró en un 90%, y un 30% creció del 2017 con respecto al 2016. Actualmente se están cobrando 345 millones de pesos anuales a las obras sociales, según detalló Montero.

"El efector tiene que empezar a tener presupuesto de acuerdo a lo que hace”, concluyó el jefe de Gabinete de Salud.
Comentarios