La crisis hídrica podría agudizarse por temperaturas elevadas y poca nieve

Los especialistas aseguran que las condiciones no son óptimas para los próximos meses y que podrían seguir las sequías hidrológicas. Con respecto a las precipitaciones, prevén condiciones normales e inferiores a ellas.

La falta de nieve que se percibe en mayo en la provincia es influenciada por el cambio climático. En invierno, siempre, la porción sur de la cordillera mendocina ha recibido más nieve que el sector norte. En ese sentido hay una clara diferencia entre el paso Pehuenche y el Cristo Redentor que, a la fecha, aún no ha tenido un cierre forzado como en años anteriores.

Según los especialistas, este invierno –tal como ocurrió con el anterior– será bastante más cálido que lo normal, casi sin precipitaciones ni grandes nevadas, lo que complica e incluso agudiza todavía más la crisis hídrica de la provincia desde hace ocho años.

Invierno benévolo, sin lluvias y poca nieve

Mediados de mayo y aún Mendoza disfruta de temperaturas entre 15ºC y 22ºC. “Luego de analizar los pronósticos puedo determinar que, en líneas generales, se pronostica que los acumulados de las nevadas en alta montaña están por debajo de lo normal durante este mes y el trimestre invernal”, expresó a El Sol Juan Rivera, investigador del Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales (Ianigla, CCT Conicet).

El investigador aseguró que, tal como ocurrió el año pasado y el anterior, persistirán las nevadas tardías porque, durante los primeros meses de la primavera, los pronósticos auguran buenas condiciones climáticas.

Respecto de las altas temperaturas en esta época, Rivera manifestó: “Si bien ya se han producido ciertos eventos de nieve en alta montaña, los mismos no persistirán ya que las temperaturas estarán por encima de los valores normales, y eso, a la larga, no permitirá la acumulación nívea”.

Esta perspectiva de temperatura por encima de lo normal coincide con lo manifestado con el Servicio Meteorológico Nacional, que prevé altas temperaturas y pocas precipitaciones.

“Hasta julio, las temperaturas en la región de Cuyo serán 40% normales o superiores según la fecha; en tanto, las precipitaciones serán normales e inferiores, entre 30% y 40%”, dijo el meteorólogo Fernando Jara, coincidiendo con Rivera.

 

Comentarios