Alerta en Salud por los intentos de suicidios con analgésicos

Los profesionales alertan sobre la venta ilegal de fármacos en los kioscos y el aumento del consumo de medicamentos para el dolor en los adultos. Causa 5.400 muertes al año.

En la última semana se registraron en Mendoza cuatro intentos de suicidio de adolescentes, entre 15 y 16 años, que trataron de quitarse la vida ingiriendo analgésicos. Los profesionales de la salud alertan sobre el aumento de la venta de los medicamentos para el dolor que se "venden como golosinas" y que su consumo se ha descontrolado en la Argentina, donde mueren 5.400 personas por año por el abuso de estas drogas.

Aunque en la mayoría de estos casos los jóvenes utilizaron remedios que había en sus hogares, trascendió que una de las menores compró aspirina e ibuprofeno en un kiosco y lo mezcló con alcohol. Pese a que existe una ley nacional que prohíbe vender fármacos fuera de las farmacias, desde el Colegio de Farmacéuticos afirmaron que no se cumple con la norma.

"Desde hace años estamos advirtiendo que se consume una barbaridad de analgésicos, pero el 50% se vende en kioscos, almacenes, verdulerías... en cualquier lugar. Estamos cansados de hacer denuncias",  indicó Jorge Jakubson de la Cámara de Empresarios Farmacéuticos de Mendoza.

En tanto, desde la de dirección de Farmacología provincial señalaron que hacer cumplir la ley es un gran desafío ya que la totalidad de las denuncias que se reciben provienen del sector privado: Cámara de farmacias y farmacéuticos, y no de la población.

En los dos primeros meses del 2018 se intervinieron dos lugares en Tunuyán y San Carlos mientras que el año pasado se recepcionaron unas 10 denuncias. "El problema es que se deben cumplir varios pasos ya que no tenemos potestad para ir a los lugares, sólo conducimos la denuncia a las unidades fiscales de cada departamento. Tras el proceso judicial pertinente se secuestra la droga y se destruye", detalló  Irma Inés Mango, jefa del Departamento de Farmacia.

Sergio Saracco, Director Observatorio Salud Publica y Problemáticas de Consumo de la UNCuyo explicó que otro de los inconvenientes radica en el tipo de presentación con el aumento de las dosis de los remedios. En 400, 600 y 800 miligramos, por ejemplo en el ibuprofeno.

"El tema es que tiempo atrás, ante estos fenómenos y conflictos de la edad al haber presentaciones con menor dosis los jóvenes no llegaban a provocarse una sobredosis, pero ahora,  llegan muy fácilmente a esta situación", dijo y agregó que se han elevado notas a la Anmat junto a otros centros de toxicología para que esas presentaciones no sean de venta libre ni con estas concentraciones.

Y aseveró: "Sumado a esto, se encuentran los jarabes para chicos que los laboratorios lanzan con sabores atractivos y que provocan a diario entre dos y tres consultas en el Centro de informaciónToxicológico del Ministerio de Salud de la provincia".

El abuso de fármacos en adultos

El datos sobre el abuso de analgésicos que causa la muerte de más de 5.000 personas anualmente se desprende de un relevamiento llevado adelante por el Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímico (SAFYB), que alertó que este tipo de sobredosis aumentó un 30 por ciento en los últimos tres años.

Según afirmó la entidad: "El 85 por ciento de los adultos utiliza analgésicos de venta libre. Dos tercios lo hace mensualmente y un tercio semanalmente, aunque sin conocimiento sobre cómo seleccionarlos e ingerirlos adecuadamente".

Pero además de estos, se aumentó el acceso a los "opiáceos", como Codeína, Morfina y Oxicodona, uno de las drogas que más muertes provoca y que puede conseguirse en blisters de 30 pastillas de 10 miligramos por entre 1.033 y 1.263 pesos.

Saracco que los analgésicos "se venden como golosinas" y "se ha popularizado" su consumo. "Esto ha llevado a que se menosprecie sus efectos secundarios", dijo.

"El uso prolongado, inadecuado o asociado con otros fármacos aumenta los riesgos de los efectos secundarios que se asocia con enfermedades como insuficiencia renal, cuadros de arritmias graves y aumento de riesgo de accidente cerebrovascular con el ibuprofeno y en el caso del paracetamol, insuficiencia hepática", comentó.

El ibuprofeno es un medicamento que en adultos a dosis de hasta 1200 miligramos por día, en tres tomas de 400 mg cada 8 horas y en los niños 5-10 mg/kg/dosis cada 6-8 has. , está indicado para el alivio del dolor por no más de 5 días y para la fiebre por no más de 3 días.

El paracetamol es un medicamento que puede ser administrado para el control a corto plazo del dolor o la fiebre, en adultos a dosis de 325 a 650 miligramos cada 4-6 horas, dosis máxima de 4 gramos por día; y 10 mg/kg/dosis cada 4-6 horas, dosis máxima: 2,6 gramos por día, en niños, destacando para todos los casos, el período de tratamiento no debe superar los 5 días si el dolor persiste o más de 3 días en caso de fiebre; pero en todos los casos, si los síntomas perduran por más de 48 a 72 horas, se impone consultar con un médico.
 
 
ElSol-
Comentarios